Oración para sanar mi percepción de Dios

Dios Padre de amor, Santísima trinidad: vengo a tu
santa presencia con mi corazón contrito y humillado,
clamando la luz de tu Santo Espíritu que todo lo examina
y todo lo conoce, para que me acompañe durante
esta oración, a fin de sanar mi corazón y clamar tu gracia
y tu misericordia.
Quiero humildemente pedirte perdón de corazón, por
todo el tiempo que te había juzgado en mi mente y
mi corazón, creyendo que Tú tenías la culpa de todo
aquello que no había estado bien en mi vida y alrededor
de ella.
Reconozco delante de Ti y de tu iglesia, que me dejé
engañar por el enemigo del alma, llenando de soberbia
mi mente y mi corazón, con ideas tergiversadas de tu verdadera
identidad, llegando a murmurar en mi interior y
también a mi alrededor, contra tu perfecta voluntad.
Hoy renuncio en el nombre de Jesús a todo concepto
equívoco, que haya tenido de tu verdadera identidad,
que es el amor.
Hoy acepto con todo mi corazón que Tú eres Dios Padre
de toda la humanidad, tierno y compasivo, que siempre
quieres lo mejor para tus hijos y para toda tu creación,
que nos tienes tatuados en la palma de tu mano, y que
has entregado a tu Hijo Jesucristo en el más grande
sacrificio de amor, para que seamos felices y salvos eternamente,
sólo porque nos amas con un amor eterno
e incondicional.
Hoy acepto que todo tiene una explicación basada en
tu infinito amor, y que siempre querrás el mayor bien
para mi vida y la de cada uno de nosotros, aunque no
entendamos las cosas aparentemente malas que nos
suceden. Por consiguiente, renuncio a juzgarte por los
acontecimientos negativos que la vida me presente.
Hoy declaro en el nombre de Jesús, libre mi corazón de
todo falso pensamiento o criterio respecto de tu amor,
de tus actos y de tu perfecta voluntad; y me acojo sin
dudas ni vacilaciones a tu infinito amor y misericordia.
Hoy quedan despejadas en mi mente y mi corazón, toda
duda, todo juzgamiento y todo error frente a tu perfecto
amor, abrazándome con mi pobre amor a la cruz
de Cristo, para amarte eternamente.
Amén.

Oración tomada del libro Sí es posible sanar de Juan Alberto Echeverry

Adquiere este libro para acceder a todo el valioso material de fe brindado por el autor.

(Si deseas recibir oraciones y reflexiones en tu correo, suscríbete en la barra inferior de esta página)

¡Comenta tu propia oración o reflexión en la sección de comentarios, en la parte inferior de la página!

Artículos relacionados

  • Valentía

    2Co 4,8 “Así, aunque llenos de problemas, noestamos sin salida; tenemos preocupaciones, perono nos desesperamos.9 Nos...

  • Por algo superior

    Juan 6, 26-27. “Jesús les dijo: —Les aseguro que ustedesme buscan porque comieron hasta llenarse y no porquehayan ent...

  • Camino de humildad

    Hoy me propongo vivir en una actitud de humildad,aún a pesar de mi soberbia.Mat_11,29 “Acepten el yugo que les pongo,...


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados