Camino de humildad

Hoy me propongo vivir en una actitud de humildad,
aún a pesar de mi soberbia.
Mat_11,29 “Acepten el yugo que les pongo, y
aprendan de mí, que soy paciente y de corazón
humilde; así encontrarán descanso.”
Me propongo ser paciente frente a las dádivas de
Dios, esperando con serenidad. Ser paciente ante al
tráfico que no circula, paciente en aquella oficina
donde se demoran en atenderme, ser paciente en
la enfermedad, ser paciente con el que no aprende
a la velocidad que yo quisiera, ser paciente con el
anciano que no avanza aprisa. Me propongo no querer
estar siempre de primero, sino esperar a que los
demás lo hagan. Propongo no anhelar con ambición
la riqueza material, sino disfrutar de cada dádiva que
Dios permite en mi vida. Me propongo no reír ante la
caída jocosa de mi hermano, para no hacerlo sentir
mal. Me propongo reconocerme necesitado de Dios
en todo momento y no creer que lo sé todo. Deseo
apartar de mí el deseo de figurar o ser reconocido
aunque me cueste trabajo.
Pro_15,33 “El honrar al Señor instruye en la
sabiduría; para recibir honores, primero hay que
ser humilde.”
Mat_23,12 “Porque el que a sí mismo se engrandece,
será humillado; y el que se humilla, será
engrandecido.”
Mat_18,4 “El más importante en el reino de los
cielos es el que se humilla y se vuelve como este niño.”
Amado Padre Celestial: Clamo en este día el don
de la humildad, quiero aprender de Jesús que es
manso y de corazón humilde, para que no me pierda
en este camino de bendición. Te pido me des la
humildad necesaria para perseverar en el camino, a
fin de no ser arrogante, antes bien, siendo paciente y
sencillo en todos mis actos, y de esta manera pueda
descansar de toda la soberbia que el mundo quiere
imponerme. Ayúdame a aprender de tu humilde
esclava, la Santísima Virgen María, en quien pusiste
tu mirada. Aquí está delante de ti, tu hijo(a) que
anhela aprender de Ti. Te doy gracias por tu amor y
compasión por siempre.
Amén.

 

Reflexión tomada del libro Una reflexión para cada ocasión por Juan Alberto Echeverry

Artículos relacionados

  • Valentía

    2Co 4,8 “Así, aunque llenos de problemas, noestamos sin salida; tenemos preocupaciones, perono nos desesperamos.9 Nos...

  • Por algo superior

    Juan 6, 26-27. “Jesús les dijo: —Les aseguro que ustedesme buscan porque comieron hasta llenarse y no porquehayan ent...

  • Oración para sanar mi percepción de Dios

    Dios Padre de amor, Santísima trinidad: vengo a tusanta presencia con mi corazón contrito y humillado,clamando la luz...


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados