No podrás evitarlo

Marcos 14,5 Podía haberse vendido por el equivalente al
salario de trescientos días, para ayudar a los pobres.
Y criticaban a aquella mujer.


Juan 11,37 Pero algunos de ellos decían:
—Este, que dio la vista al ciego, ¿no podría haber hecho
algo para que Lázaro no muriera?


No podremos evitar que haya quienes busquen nuestra
caída, nos critiquen, que busquen una excusa para
opacar nuestro trabajo espiritual, para que el trabajo
que realizamos, caiga en descrédito. Pero Dios, que
conoce nuestro corazón, nuestra intención y nuestro
empeño, hace brillar la justicia a nuestro alrededor.


Mateo 12,36 Y yo les digo que en el día del juicio todos
tendrán que dar cuenta de cualquier palabra inútil que
hayan pronunciado.


El maligno utiliza la lengua del ser humano para murmurar,
desprestigiar, y criticar la obra de Dios. Se
aprovecha del sentimiento de envidia de algunos, para
menoscabar el trabajo digno de quienes se dedican a la
evangelización. Pero tú no te preocupes, porque Dios
levanta en victoria a quienes, con un corazón recto,
perseveran en el llamado y trabajan con un corazón
sincero en el reino de los cielos. Así que pide sabiduría,
constancia y perseverancia en tu trabajo espiritual.


Judas 1,24 (24–25) El Dios único, Salvador nuestro,
tiene poder para cuidar de que ustedes no caigan, y
para presentarlos sin mancha y llenos de alegría ante
su gloriosa presencia. A él sea la gloria, la grandeza,
el poder y la autoridad, por nuestro Señor Jesucristo,
antes, ahora y siempre. Amén.


Dios Padre de Amor: En tus benditas manos está
nuestra vida y nuestro trabajo. Tú conoces nuestro
corazón, por ello te pedimos en el nombre de Jesús
que cierres los labios de quienes critican nuestro trabajo
y nos saques en victoria en cada circunstancia
que la vida nos presenta. Te pedimos el don de la sabiduría,
la prudencia, la constancia y la perseverancia,
para alcanzar la corona que nos llamas a conquistar.
Amén.

Reflexión tomada del libro Una reflexión para cada ocasión III por Juan Alberto Echeverry

Adquiere este libro para acceder a todo el valioso material de fe brindado por el autor.

Artículos relacionados

  • Oración para sanar mi percepción de Dios

    Dios Padre de amor, Santísima trinidad: vengo a tusanta presencia con mi corazón contrito y humillado,clamando la luz...

  • Camino de humildad

    Hoy me propongo vivir en una actitud de humildad,aún a pesar de mi soberbia.Mat_11,29 “Acepten el yugo que les pongo,...

  • Oración ante la duda

    Amado Padre del Cielo, rindo mi corazóna tus pies, seguro de alcanzartu infi nita misericordia, y en virtud detu amor...


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados