Nada es fácil

Génesis 3,19 Te ganarás el pan con el sudor de tu frente,
hasta que vuelvas a la misma tierra de la cual fuiste
formado, pues tierra eres y en tierra te convertirás.
Juan 5,17 Pero Jesús les dijo: —Mi Padre siempre ha
trabajado, y yo también trabajo.
Todo en la vida tiene su grado de dificultad. Todo
progreso es fruto de un esfuerzo. Nada es gratis en
esta vida, y hay que perseverar en la consecución de
las metas para poder saborear el fruto de nuestro
esfuerzo.
Hay quienes solo están buscando atajos y golpes de
suerte en la vida, y poco esfuerzo hacen para conseguir
su propio sustento. Deberíamos abrazar con
dignidad y alegría la misión de trabajar y prosperar en
la vida, siendo conscientes de que toda meta requiere
un esfuerzo, y al llegar al objetivo final, se puede saborear
el gozo de la gratificación.
Dios no dijo que trabajaríamos y no íbamos a recibir
nada, sino que obtendríamos el pan con el sudor de la
frente. Tampoco fue un castigo de parte de Dios ´por
la desobediencia, sino una consecuencia de nuestras
decisiones y actos. Así que, no te desanimes, consagra
tu vida a Dios y haz tu trabajo lo más dedicado y
honesto que puedas; verás que tarde o temprano llegará
tu recompensa.
Salmo 127,2 De nada sirve trabajar de sol a sol
y comer un pan ganado con dolor, cuando Dios
lo da a sus amigos mientras duermen.
No quiere decir que no trabajes, sino que primero
afina tu amistad con Dios y verás que tu pan llega con
menor esfuerzo.
Dios Padre de amor: En tus benditas manos está
nuestra vida, nuestros proyectos, nuestras empresas
y nuestros trabajos. Te damos gracias por el don
del trabajo, y te pedimos en el nombre de Jesús, que
bendigas todo lo que hagamos en nuestra vida. Te
pedimos de manera especial por aquellos que no han
podido conseguir un trabajo digno, o que sus mentes
están cerradas a las oportunidades de producir en sus
vidas, por efecto del orgullo, el miedo, la timidez, etc.
Te pedimos que prosperes todo cuanto llega a nuestras
manos, haciéndonos buenos administradores de
tus dádivas.
Amén.

Reflexión tomada del libro Una reflexión para cada ocasión III por Juan Alberto Echeverry

Adquiere este libro para acceder a todo el valioso material de fe brindado por el autor.

Artículos relacionados

  • Por algo superior

    Juan 6, 26-27. “Jesús les dijo: —Les aseguro que ustedesme buscan porque comieron hasta llenarse y no porquehayan ent...

  • Oración para sanar mi percepción de Dios

    Dios Padre de amor, Santísima trinidad: vengo a tusanta presencia con mi corazón contrito y humillado,clamando la luz...

  • Camino de humildad

    Hoy me propongo vivir en una actitud de humildad,aún a pesar de mi soberbia.Mat_11,29 “Acepten el yugo que les pongo,...


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados